Elizabeth Gaskell: vida

La escritora victoriana Elizabeth Gaskell nació en Londres en 1810. Después de la temprana muerte de su madre, se fue a vivir con su tía a Knutsford, Cheshire; fue este pequeño pueblo y sus habitantes los que más tarde retrataría en la exquisita novela Cranford.

Fue allí donde conoció al que sería su esposo, William Gaskell, un pastor de la iglesia con el se fue a vivir a la industrializada ciudad de Manchester. De hecho sería esta ciudad, ejemplo de una nueva forma de esclavitud obrera y deshumanización industrial, la que inspiraría una de sus más aclamadas novelas, Norte y Sur.

‘Knutsford, before the Railway was made, in 1860’

Durante sus primeros años de matrimonio, Elizabeth se dedicó a lo que se consideraban las labores  propias de la mujer de un hombre de la iglesia; estas tareas y el cuidado de su familia ocupaban todo su tiempo.

Su marido además de ministro de la iglesia era un hombre con grandes inquietudes culturales, por lo que el hogar de los Gaskell era frecuentado por intelectuales, en todos los campos, de la cultura: entre ellos escritores y reformadores sociales.

Pollard and Kennedy’s Mills, Ancoats-Lane, Manchester, C.1830

Pero un inesperado y trágico suceso hizo que la vida de Elizabeth Gaskell cambiara radicalmente: su hijo murió y Gaskell se refugió en la literatura para tratar de superar la gran pena que la invadió.

Su primera obra, publicada anónimamente en 1848, Mary Burton, fue un gran éxito. Su estilo realista y el retrato intimista que hacía de los protagonistas de su obra, así como las descripciones de escenarios y ambientes, hicieron que Thomas Carlyle y el mismísimo Charles Dickens se fijaran en la novel escritora.

Dickens la invitó a colaborar en su revista Household Words, donde sus novelas Crandford y Norte y Sur fueron apareciendo por capítulos, gozando de un increíble éxito entre los lectores de la publicación.

El gran éxito de sus novelas le trajeron el reconocimiento y  grandes amistades entre los escritores más importantes de su época, ya que además de Dickens cultivó la amistad de John Ruskin, el estadounidense Charles Eliot Norton y sobre todo con la escritora Charlotte Brönte. A Charlotte la admiraba tan profundamente que incluso escribió una exitosa y completísima biografía de la autora de Jane Eyre, que además de su calidad literaria y narrativa, sigue siendo una de las mejores fuentes sobre la vida y obra de la escritora.

Entre su obra, además de la Vida de Charlotte Brönte, destacan las novelas:

  • Mary Barton (1848)
  • Cranford (1851-3)
  • Ruth (1853)
  • North and South (1854-5)
  • Sylvia’s Lovers (1863)
  • Cousin Phillis (1864)
  • Wives and Daughters: An Everyday Story (1865)

La última ilustración de este post es obra de Alexy Pendle y pertenece a su autora ( http://alexypendle.com) ; aparece en este post solamente para ilustrarlo y sin ánimo de lucro.

Anuncios